19 mar. 2011

LIDERAR: principios fundamentales para recordar. cont.

 
Principio 3: Un líder raras veces debe ser quien solucione un problema.
 
Según Perry Smith, un líder debe facilitar la solución de un problema, pero debe dejar que los subordinados solucionen la mayoría de los mismos. La recompensa psíquica que un subordinado obtiene al solucionar efectivamente los problemas es muy importante. Establece su autoestima y realza su capacidad para hacer aún mejor las cosas en subsiguientes situaciones. Aunque a veces el líder soluciona a menudo el problema más rápidamente que los subordinados, es una pobre práctica ser él el que lo soluciona. Desde luego, hay algunas excepciones a esta regla. En oportunidades en que la organización se halla en un grave problema, cuando los subordinados parecen incapaces de formular una buena respuesta, cuando sólo el líder tiene la experiencia, la comprensión o los contactos para tomar la decisión correcta, el líder debe entrar en acción. Al ser quien, en última instancia, resuelve el problema, puede ayudar a que la organización crezca y prospere. El general George Patton, aconsejaba: "Nunca le diga a la gente cómo hacer las cosas. Dígale qué debe hacer y lo sorprenderán por su inventiva".
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario