18 mar. 2011

LIDERAR: principios fundamentales para recordar. cont.

Continuando con los principios fundamentales del liderazgo, según Perry Smith.
En el día de hoy nos dedicaremos a las  habilidades como maestro y comunicador.

Principio 2: Un líder debe ser un buen maestro y un buen comunicador.
 
La enseñanza y el liderazgo son como carne y uña. El líder debe estar dispuesto a enseñar habilidades y pericia; a compartir percepciones y experiencia y trabajar muy estrechamente con las personas, a fin de ayudarlas a madurar y ser creativas. Para ser un buen maestro, un líder debe ser un buen comunicador, estar bien organizado y fijar metas.
Mediante la enseñanza, los líderes pueden inspirar, motivar e influir en los subordinados en distintos niveles.
Si un líder es un buen escritor, las comunicaciones - tanto hacia arriba como hacia abajo en la estructura de la organización - ocurrirán de una manera significativa y comprensible, y causarán un impacto. Si es un buen jefe de readacción, puede obrar sobre sus artículos, temas y problemas que aparecen en forma escrita para asegurarse de que se publiquen con claridad y sencillez a fin de que ejerzan el máximo impacto positivo. Si es un buen orador, puede "ponerse en contacto" con la gente para que se sienta bien y orgullosa de su trabajo. Si es un buen oyente, puede aceptar ideas, críticas y otras informaciones que mejoren la organización y creen una atmósfera de excelencia y solicitud. Según palabras de un sabio desconocido, "jamás aprendí nada mientras hablaba yo". Un comunicador dinámico puede motivar a que la gente vuelva al trabajo y se comprometa a hacer una tarea aún mejor de la que  hacía en el pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario