2 abr. 2011

Un error muy común...si está pensando en dejar su trabajo...recomiendo leer.

Comparto un artículo escrito por Miguel Ariño, quien me autorizó expresamente a incluirlo en este blog. Está dedicado a aquellas personas que hoy en día están dudando de seguir o no en su trabajo, sea por las circunstancias que lo rodean en el mismo, por la remuneración o por el clima laboral que viven:
Voy a hablar hoy de un error que es muy fácil de cometer. Cuando nos enfrentamos a una situación desagradable (estamos hartos de nuestro jefe en el trabajo, o cualquier otra cosa que nos desagrade), muchas veces tomamos una decisión para salir de ella. Esto SIEMPRE es un error. Cuando nos enfrentamos a una situación así, es lógico que intentemos mejorarla. Hasta aquí todo normal. Para ello debemos elaborar planes de acción. Cuando encontremos una alternativa, lo que tenemos que hacer es analizarla y compararla con nuestra situación actual, y solo cuando estemos convencidos de que la alternativa que estamos considerando es mejor que nuestra situación actual, entonces adelante con la decisión.
Pero seguir una alternativa solo porque nuestra situación actual no nos gusta es un error. Normalmente la alternativa que seguimos será peor. Y si es mejor lo será solo por casualidad. Si no que se lo pregunten a los que han dejado su trabajo hartos de su jefe antes de haber conseguido un trabajo nuevo. Con el tiempo acaban añorando la situación anterior.
Hay que tener en cuenta además, que a la hora de comparar nuestra mala situación actual con una situación alternativa tendemos a magnificar los aspectos negativos de lo que tenemos ahora, y a no prestar mucha atención a los aspectos positivos, y al revés, tendemos a sobrevalorar los aspectos positivos de la futura nueva situación y a minimizar sus aspectos negativos. Nos representamos un idílico fantasioso cuadro futuro.
En este error es muy fácil caer, las situaciones desagradables tienen en nosotros un impacto subjetivo mucho mayor que las situaciones agradables. Nos fastidia mucho más una multa de 300 euros que el placer que nos produce ganar 300 euros en el bingo. Son cosas de la psicología humana.  Así que mucho cuidado antes de dejar el trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario